dentes-logo-especialidades-ortodoncia

Ortodoncia

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia engloba la corrección de los dientes con mal posición, apiñados o separados, así como cerrar espacios entre los dientes y corregir la forma de morder. Esto se lleva a cabo mediante brackets de ortodoncia que mueven los dientes a su posición correcta y los alinean. Hoy existen muchos tipos de brackets, siendo los “invisibles” cada vez más populares, sobre todo en pacientes adultos. Hoy existen multitud de opciones que permiten tratamientos más asumibles, rápidos y efectivos y que permiten el acceso a los mismos a todas las edades. Nunca es tarde para arreglarse la boca. Algunos de estos tratamientos son:

  • Brackets “escondidos” (linguales)
  • Brackets transparentes
  • Alineadores transparentes (como el conocido Invisalign© o marcas semejantes)
  • Ortodoncia en 6 meses (en casos muy seleccionados)
  • Alineadores removibles
  • Brackets convencionales y otros sistemas

Cada vez más son más los pacientes adultos, así como niños, que reciben tratamientos de ortodoncia para mejorar sus sonrisas. Pero detrás de esa mejora no hay un simple beneficio estético. Porque unos dientes bien alineados mejoran la función de los dientes y la forma de f¡morder, así como facilitan la higiene dental, ayudando de ese modo a una mejora de la salud y mejorando el pronóstico de vida de los dientes.

 

Protegiendo los dientes sanos

Muchos pacientes se sorprenden al descubrir que pueden mejorar mucho más la estética de su sonrisa por medio de blanqueamientos y ortodoncia que con la colocación de carillas. La ventaja de la ortodoncia como parte de un tratamiento estético es que minimiza los cambios en los dientes del paciente. El uso de carillas para alinear los dientes puede con frecuencia suponer acabar con dientes muy abultados que crean incomodidades, al margen de las extensas preparaciones en los dientes que con frecuencia se precisan.

La razón por la que los brackets funcionan tan bien es también la razón por la que los demanda tanta gente. Los dientes se mueven fácilmente con los brackets pero también lo hacen y no favorablemente cuando hay ausencia de resistencia por falta o pérdida de algún diente vecino. Ello puede suponer con frecuencia el inicio de un colapso de una boca hasta entonces sana, con un efecto domino en todos los dientes.

Por ejemplo, si un diente posterior se pierde y no se coloca nada en su lugar, como un implante o un puente, todos los dientes adyacentes al espacio empezarán a migrar hacia dicho espacio. Los dientes anteriores y posteriores al espacio tienden a inclinarse hacia el espacio, e incluso los dientes del maxilar opuesto pueden “sobreerupcionarse” por la ausencia de la presión masticatoria que los mantiene normalmente en su posición.

Por supuesto, esto ocurre a ritmos diferentes en cada persona, pero, en última instancia, acaba por afectar a casi todos. Recomendamos implantes para reponer los dientes perdidos dado que no requieren dañar los dientes vecinos, como ocurre en el caso de utilizar puentes. Hay varios métodos para reparar un puente, pero la mayoría requiere recortar en la superficie de los dientes vecinos para fijar el puente.

 

Opciones de tratamiento

Los tratamientos de ortodoncia modernos generalmente implican el uso de brackets para mover los dientes, permitiendo así un tratamiento del más alto nivel y proporcionando el mejor resultado posible.

Las opciones de tratamiento son más variadas que nunca. Situaciones que hace no mucho tiempo no podían ser tratadas hoy pueden solucionarse de forma rutinaria.

 

Tipos de brakets

Brackets fijos vestibulares

Los brackets fijos vestibulares son los de más garantía, y existen más variedades que nunca. Los brackets metáclicos tradicionales son más pequeños y menos visibles. En los más jóvenes podemos poner gomas de distintos colores para sorprender a sus amigos tras cada visita.

Los brackets cerámicos tienen el color del diente, y pasan más desapercibidos.

Los brackets transparentes de cristal son virtualmente imposibles de ver.

La selección de este tipo de brackets vestibulares se hace en función de la preferencia personal y presupuesto, dado que todos son capaces de proporcionar resultados equivalentes en tiempos similares.

Bracktes fijos linguales

Los brackets linguales se colocan por la cara de dentro de los dientes de modo parecido al de los brackets vestibulares y son también una opción eficaz. Pese a a ser más caros por requerir una preparación especial por el dentista y mayor tiempo de trabajo, tienen la gran ventaja de permanecer totalmente ocultos a la vista, y no afectar por ello nada a la sonrisa.

Férulas transparentes removibles

El método Invisalign® es el más conocido de estos métodos, y se está convirtiendo en una técnica muy popular. Es una buena forma de llevar ortodoncia sin que nadie lo note.

Estos dispositivos transparentes se deslizan sobre sus dientes y puede utilizarse en muchas circunstancias. No obstante es importante consultar con el ortodoncista para discutir los objetivos del tratamiento, así como para determinar qué dispositivo ortodóncico es mejor para su caso.